Auriculoterapia puede utilizarse para el tratamiento de enfermedades agudas y crónicas. Los resultados más satisfactorios se han obtenido en los tratamientos de control de peso, obesidad, control del exceso de apetito, estrés, ciática, lumbalgias, reducción de adicción al tabaco, migrañas, cefaleas, ansiedad, depresión, insomnio estreñimiento, hiperacidez, alergias, asma, bronquitis, sinusitis, rinitis, resfríos, amigdalitis, ulceras de estómago y duodeno, colon irritable, neuralgia del trigémino, parálisis facial, etc.


En la oreja existe un punto reflejo para cada zona del cuerpo, que es perceptible en el caso de enfermedad. Detectados los puntos, se puede proceder a su estímulo para volver a equilibrar el organismo.
Según la Medicina china, la oreja está estrechamente relacionada con los órganos internos, por ello tiene una conexión muy directa a nivel de fisiología y fisiopatología.
La oreja no es solo un aparato para la audición, sino también un instrumento importante para el diagnóstico y tratamiento de patologías.
La Auriculoterapia es totalmente indolora por lo tanto no hay porqué temer.

Una de las ventajas más importante de esta técnica es que se puede realizar el tratamiento sin el uso de medicamentos, esto resulta muy efectivo, inocuo y sin efectos secundarios para el paciente.

Hipócrates ya en el siglo V antes de Cristo, utilizaba la oreja con fines terapéuticos.

La Auriculoterapia actúa como un complemento para bajar de peso ya que disminuye el apetito produciendo una sensación de bienestar y saciedad. La persona se encuentra más tranquila y no tiene deseos de comer de forma compulsiva, tiene energías positivas que le permiten llevar adelante un tratamiento de control de peso.
Con la Auriculoterapia al trabajar puntos específicos el cuerpo libera endorfinas que tienen un impacto calmante y relajante que ayuda a resolver las sensaciones de estrés, ansiedad que pueden llevar a las personas a consumir y consumir alimentos que hacen que suban de peso.
AURICULOTERAPIA